lunes, 9 de mayo de 2011

Re-presentación.

Hace tiempo que no escribo, y cada vez que alguien entra en este blog lo primero que ve es una entrada desfasada que además, era un recordatorio de una aún más desfasada, lo que hará parecer que esto es un blog retro, o que su autor ha fallecido sin haber dejado en su testamento el login y el password para que alguien escribiera aquí lo sucedido. Probablemente vuelva a escribir, y precisamente para que hasta ese momento llegue no quiero que sea esa la imagen que se lleve todo el mundo al entrar. Por eso, mejor tener algo neutral, atemporal, y que en cierto modo hable del propio blog.

Recordando la intención del blog en su origen, fue la de tener algo de voz en un "medio propio" con cierto control y autonomía, y soltar mis burradas sin que alguien considere moderarme, aunque no estoy en contra de la moderación, simplemente quería asegurarme mi sitio. Tampoco hay una temática concreta, siendo un blog puramente personal donde todo vale, y el único tema es lo que ese día me interese más y más crea que pueda aportar.

El motivo del título precisamente si mal no recuerdo, es que no por decir lo que piense pretenda desvelar ninguna verdad, sino decir verdades o mentiras con calma y despreocupación, y si miento ya vendrá alguien a refutarme. Después de todo con este título, si al hablar de algo alguien pretende decirme que dónde voy, si me creo con la verdad absoluta, mal encaminado va.

Nada más, salvo que no os fiéis de nadie que no sea fiable, y de esos, desconfiad el doble. Palabra de mentiroso.

miércoles, 7 de julio de 2010

¡Viva España! Otra vez más.

Hace 2 años y unos cuántos días comencé este blog con una primera entrada (tras la rigurosa de presentación) para hablar sobre cómo me gustaba que aunque sólo fuera durante un mes, toda o casi toda España estuviera unida para algo, el fútbol. La hice antes de la final España-Alemania, que finalmente terminó con el éxito de la selección Española y una Eurocopa.

Hoy, esta tarde, se vuelve a jugar un partido importante para la selección, y de nuevo, es el de España-Alemania, pero esta vez, en la antesala de la Copa del Mundo. Estamos ahí, casi casi, muy cerquita. No significa que España tenga todas las de ganar, como tampoco las tenía entonces, pero si aquella vez pudo, esta también puede.

Y de nuevo aprovecho, ¡Arriba España! ¡Viva la Selección! ¡Duro con Alemania! y... ¡Gracias por unir a España!


Recuerdo de aquella entrada (27/06/2008):

Hoy puedo decirlo. Y hasta que acabe la Eurocopa y un poco más, también. Después, durante dos años volvería a sonar un poco fachilla hasta que llegue el mundial. Y así la misma historia.

Los españoles tenemos un problema, y es que, al contrario que muchas otras naciones, parece que no podamos sentirnos orgullosos de nuestro país, lo apoyemos o vitoreemos. Todo porque en una dictadura fascista un grupo de gente se empeñó en abusar de esa identificación y de ese apoyo.

Pero afortunadamente, ese aspecto desaparece dos meses cada cuatro años donde podemos desahogarnos, actuar y gritar como patriotas (que es lo que son en otros países) en lugar de como fascistas (que es lo que somos aquí). Gracias a un torneo deportivo, podemos ser españoles y celebrarlo con el 100% de nuestras energías. Quizás ese sea uno de los motivos por los que el fútbol en España une tanto, ya que nos permite presumir de nacionalidad sin tapujos, mientras que el resto del año tenemos que agachar la cabeza y defender nuestro país más tímidamente.

Y un día como hoy, 3-0, puedo decir de nuevo ¡Viva España! ¡España es la mejor! sin que nadie me mire mal. Dentro de dos meses, si hago lo mismo, la gente me miraría de una forma radicalmente diferente. Lo que hace el contexto...

Y lo más sorprendente es que a mí se puede decir que no me gusta mucho el fútbol, y en cambio, cuando juega la selección es distinto, me atrae. ¿Será que necesito un poco de patriotismo cada dos años? ¿Será que necesito pensar que pertenezco a un todo cada dos años? ¿Es correcto y sano vivir en un país con el que a veces uno tiene miedo de idenfiticarse demasiado o demostrar mucho afecto por culpa del qué dirán?

De momento, aprovecho. ¡Arriba España! ¡Viva la Selección! ¡Duro con Alemania! y... ¡Gracias por unir a España!

sábado, 20 de diciembre de 2008

Para su consideración

Hay diversas formas de rogar por un premio. Normalmente las productoras de cine crean unos documentos con una imagen y unas cuantas sugerencias a los premios que creen poder obtener en algún evento (for your consideration), y me acabo de topar con tres seguidos que me han llamado bastante la atención, algunos por la calidad, otros por la sorpresa. Podéis ampliarlos todos pinchando en la imagen.

Y si cuela cuela:

La teoría del for your consideration de Sexo en Nueva York es que si pides muchas cosas, alguna tendrá que caer. Sólo así se entiende que pidan premio a Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Actriz, Mejor Guión, Mejor Actriz de Reparto (a las 4), Mejor Actor de Reparto (a los 4 también), Mejor Banda Sonora Original y Mejor Canción. ¿Les quedaba algún premio? Supongo que lo intentaron con Mejor Vestuario pero alguien les recordó que no dan ese premio en los Globos de Oro.








Conscientes de nuestras limitaciones:

¿Para qué pedir algo que no nos van a dar? Eso es lo que han pensado Sony Pictures para proponer Quantum of Solace. Tras ver el de Sexo en Nueva York creí "oh no, los de Quantum of Solace igual tienen la cara de presentarse a todas las posibilidades" pero no. Saben que es mejor evitar pasar vergüenza pidiendo Mejor Guión y se conforman con lo que pueden conseguir: Mejor Edición de Sonido, Mejor Mezcla de Sonido y Mejores Efectos Visuales.
Así sí.







Devolvámosle a la película:

¿Por qué le gusto a la gente la película? Pues mejor hacer que lo recuerde con una sonrisa. Después ya se dará cuenta él de qué nos merecemos y qué no nos merecemos. Pidamos lo que no se puede conseguir: Mejor Actor de Reparto para una Falsa Película.

Traduzco:

ELIGE AL TÍO
HACIENDO DE UN TÍO
DISFRAZADO DE OTRO TÍO


PARA SU CONSIDERACIÓN
MEJOR ACTOR DE REPARTO
KIRK LAZARUS


Y yo no sé si será casualidad o la calidad de estas for your consideration tiene algo que ver, pero de las tres, la única nominada es Tropic Thunder para Mejor Actor de Reparto (Robert Downey Jr. y otra Tom Cruise).

La lista de nominados aquí: IMDB Golden Globes 2009

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Éramoh pocoh i yegó la Z.E.A. (óle tuh cohoneh)


Aquí el artículo completo de 20minutos.es (la imagen es de la versión impresa de Sevilla, clic en la imagen para ampliar) Ambos están escritos completamente en el andaluz que promueve la Z.E.A.

Como lo leéis, o como lo podáis leer si podéis. Yo reconozco que no tengo mucho problema y además lo hago con un acento andalú paródico y esagerao, y también sé hacerlo de forma más natural, ya que hoy me enteré de que se aprende "er andalú" en cuestión de 10 minutos, cosa que no pasa con ninguna lengua por listo que sea uno (y no considero que yo sea una excepción). Pero después los que ponemos estereotipos somos nosotros cuando imitamos "er andalú", el resto de los españoles. Ahora llega la Z.E.A. y los promulga: todos los andaluces hablan exactamente igual y no hablan "kahteyano".

Resulta que según la susodicha "azoziación", el andaluz ha pasado de ser un acento o un dialecto, según se diga de forma vulgar o más académica, a convertirse en lengua. Así, de la noche a la mañana, como no leen ni hablan igual el español se convierte en lengua. Que digo yo que entonces debe haber como 20 tipos de inglés con criterio semejante. Y no es que hablen "mal er kahteyano zino ke ablan bien er andalú"... según lo cuál, no hablan castellano en absoluto, y deduzco yo que de considerarlo de alguna relevancia ellos mismos deberían darse cuenta de que si lo que ellos hablan no es castellano, entonces deberían aprenderlo y usarlo cuando no estén en Andalucía, y ser capaces de hablarlo correctamente también ya que son españoles. Claro, yo es que considero que lo que se habla allí también es español.

De todas formas me parece una iniciativa ofensiva para muchos andaluces, particularmente para los andaluces que no hablan SU andaluz, porque los gaditanos no tienen mucho que ver con esto, por poner un ejemplo. Pero imagino yo que los organizadores, como "ze reúnen en Zebiya" donde esta forma es más común, han olvidado primero siquiera molestarse en intentar unificarlo todo y en su lugar han preferido imponer lo suyo a los demás.

Tampoco entiendo qué tiene que ver el andaluz con escribir siempre "k", salvo cuando se confunden, porque sólo logré ver en la versión completa dos ces, una en "comienzo" y otra en "con", que a veces escriben "kon" y otras "con" por motivos desconocidos para cualquiera que se haya preocupado como yo en mirar el invento este. La "s" es otro caso de letra que sólo existe cuando se confunden "kreemos" en vez de "kreemoh".
Tampoco existe la "v", ya que todo va con "b". De la misma forma no hay "ll", y la "y" sólo aparece para ocupar el lugar de la "ll" ya que según parece, su conjunción copulativa es "i", que será que allí en su Andalucía las griegas se leen distintas de las latinas cuando van solas. Y por supuesto, también se confunden, según les venga, poniendo a veces el plural con "h" y otras sin "h" final, con la misma palabra, a veces es "reglah ortográfika" y otras "reglah ortográficah".

Que digo yo, no estaría bien que primero se aclararan ellos antes de escribir, y ya si eso después continúan con la broma. Entre unos y otros ahora va a resultar que nadie habla español y éste ni siquiera existe. Pero es que el andaluz no es ni lengua, ni invento, ni ná, es sólo una forma distinta de hablar el español generalizada de una zona extensa, pero que no tiene las suficientes diferencias para ser considerada "lengua". En Argentina nadie habla la lengua argentina, en Perú nadie habla la lengua peruana y así con todos los países hispanoamericanos, ya que ellos mismos llaman a su lengua español. Al final, va a resultar que se habla más español fuera de España que dentro.

sábado, 8 de noviembre de 2008

"Los Cronocrímenes" de Nacho Vigalondo

Los Cronocrímenes (2007) de Nacho Vigalondo no es sólo una película, es un gran juego. Con ello no me refiero al juego de internet que se realizó, un magnífico ejemplo de campaña viral, y al que por cierto jugué un tiempo (aún estoy a la espera de que me traigan la camiseta porque hubo problemas con el envío). Me refiero a que en sí, la película, es un juego divertidísimo, de estos que no quieres que se acaben.

Si hay algo positivo de la película es que no te aburres. No puedes, no tienes tiempo para ello. El cerebro se te activa de una forma que empiezas a pensar en esto y aquello, a conectar lo uno con lo otro, y en la orgía neuronal que se produce no hay lugar para el bostezo. Siempre está pasando algo en pantalla que te obliga a pensar, a jugar, sin que te puedas rendir.

Al guión no se le pueden negar las horas. Hay mucho tiempo detrás de todos esos acontecimientos y de la complejidad de las situaciones que se nos presentan. Quizás ese sea el problema que se le pude achacar, y es que todo lo que se le ha dedicado a lo que pasa olvida por el camino a quien le pasa. Los personajes y lo que dicen es indiferente, apenas te preocupan. Las actuaciones adolecen por eso mismo, no se les da juego y quitando el personaje protagonista, Karra Elejalde, los demás o aparecen poco o actúan mal (porque Nacho, aún no sé si es que querías que tu personaje fuera así de particular o es que no pudiste hacerlo de mejor forma). Cualquier problema del que adolezca la película en este aspecto se ve de todas formas compensado porque la verdad es que da igual. Te lo estás pasando muy bien con el juego como para fijarte en esos detalles más de lo estrictamente necesario.

Antes de entrar a la sala uno espera humor, no se sabe si por culpa de la momia rosa o de haber visto y leído cosas de Vigalondo antes. Como en otras de sus obras, humor hay, y de la misma forma no es de este que se basa en chistes, homenajes y parodias, no es nada de eso, no se podría jamás clasificar a esta película como "comedia". Simplemente, el absurdo se nos presenta por necesidad de la historia, lo que nos cuenta tiene gracia sin ser gracioso. Si habéis visto 7:35 de la mañana (2003) [aquí] o Choque (2005) [aquí], sabréis a qué humor me refiero.

Estoy ansioso de que salga el DVD en edición especial, en diciembre, porque es de esas películas que por la forma en que se cuenta, al volver a verla con toda la información, modifica por completo el cómo la ves. No es simplemente ver la película sabiendo lo que va a pasar, es algo completamente distinto, que por poner un ejemplo se me viene a la cabeza Memento (1999). Pero además, el DVD también contendrá un audiocomentario de Vigalondo y según parece, la película con montaje en orden (o eso intuyo yo que será "Montaje Lineal") y por supuesto, el cortometraje "7.35 de la mañana".

Ya antes de haberla visto casi lo daba por hecho, pero considero que habría que haberle echado un par de huevos y que hubiera sido la elección más sabia para el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Además ya ha recibido su buena crítica fuera de España, habría sido la mejor opción, quizás la más atípica y arriesgada, sí, pero sin duda más llamativa que "Los Girasoles Ciegos", y desde luego, más entretenida. Nacho vuelve a dar "una lección de cine" a los españoles. En este caso, no sólo aplica "Una lección de cine" a la perfección, sino que además, añade otro aspecto: hay que arriesgar, quizás te pegues una ostia muy grande, pero quizás pase todo lo contrario.

Por cierto, fui a verla a un "cine cultural", de estos que no venden palomitas, tienen poca publicidad y una única sesión que en este caso era un jueves. Su mayor ventaja es que está cerca de mucha gente cuya otra única opción sería un viaje de 30 minutos ida y otros 30 vuelta. Ya sólo el saber que vas a ver una película y no tardas ni 10 minutos entre ir y venir, es una gozada. Saber que sólo cuesta 3€, otra. Y la práctica seguridad de que la gente no va a molestar, una más. Cabe señalar que el cine estaba relativamente lleno (sobre todo teniendo en cuenta que era un jueves a las 8 de la noche), y había bastante gente mayor que de primeras pensé que no era el público potencial de esta película, aunque no pareció disgustada con ella una vez acabó. Que hubiera tanta gente para ser un jueves, a una hora cualquiera, y con gente que no parece público principal de la película, refuerza mi idea de que se hizo mucho mal alejando los cines del público.


Vídeo "Una lección de cine" de Nacho Vigalondo: