sábado, 1 de noviembre de 2008

Lectura para la crisis: Fundación

Siempre me resultan curiosas esas casualidades que se producen cuando lees un libro o ves una película y crees que se adapta a algo del presente. Asimov la verdad es que resulta ser una continua sensación de déjà vu: un hombre de nuestro pasado que escribía sobre nuestro (aún muy lejano) futuro, y al que siempre se puede acudir para tratar de nuestro presente.

"Los Psicohistoriadores", Primera parte del libro "Fundación" (1951), que es, a su vez, el primer volumen escrito de la "trilogía de las Fundaciones" o "El Ciclo de Trántor". Todo se podría más o menos aplicar a la situación que se observa ahora sobre el imperio americano, una crisis que según parece se veía venir hace tiempo pero no se hizo nada por evitarla, y que pese a estar ahí, nos muestra a unos EEUU que siguen siendo poderosos (al menos en apariencia). Es en concreto una conversación que mantienen en el libro Seldon, científico que ha previsto matemáticamente el fin del Imperio, y un abogado del gobierno que intenta acusarle de mentiroso y traidor:



SELDON
La explicación es muy sencilla. La próxima destrucción de Trántor no es un suceso aislado del esquema del desarrollo humano. Será el punto culminante de un intrincado drama que empezó hace siglos y acelera continuamente su velocidad. Me refiero, caballeros, a la continua decadencia del imperio galáctico.

(...)

ABOGADO
¿Se da cuenta, doctor Seldon, de que está hablando de un imperio que existe desde hace doce mil años, a pesar de todas las vicisitudes de las generaciones, y que está respaldado por los buenos deseos y el amor de mil billones de seres humanos?
(...)
¿Y [aún así] predice su ruina?

SELDON
Es una predicción hecha por las matemáticas. No ningún juicio moral. Personalmente, lamento la perspectiva. Aunque se admitiera que el imperio no es conveniente (cosa que yo no hago), el estado de anarquía posterior a su caída sería aún peor. Es ese estado de anarquía lo mi proyecto pretende combatir. Sin embargo, la caída del imperio, caballeros, es algo monumental y no puede combatirse fácilmente. Está dictada por una burocracia en aumento, una recesión de la iniciativa, una congelación de castas, un estancamiento de la curiosidad… y muchos factores más. Como ya he dicho, hace siglos que se está formando algo demasiado grandioso para detenerlo.

ABOGADO
¿No es algo evidente para todo el mundo que el imperio es tan fuerte como siempre?

SELDON
La apariencia de fuerza no es más que una ilusión. Parece tener que durar siempre. No obstante, señor abogado, el tronco de árbol podrido, hasta el mismo momento en que la tormenta lo parte en dos, tiene toda la apariencia de sólido que ha tenido siempre. Ahora la tormenta se cierne sobre las ramas del imperio. Escuche con los oídos de la psicohistoria, y oirá el crujido.

ABOGADO
(Con inseguridad)
No estamos aquí, doctor Seldon, para escu…

SELDON
(Firmemente)
El imperio desaparecerá y con él todos los valores positivos. Los conocimientos acumulados decaerán y el orden que ha impuesto se desvanecerá. Las guerras interestelares serán interminables; el comercio interestelar caerá; la población disminuirá; los mundos perderán el contacto con el núcleo de la Galaxia. Esto es lo que sucederá.

(...)

2 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

"El imperio desaparecerá y con él todos los valores positivos."
Me quedo con esta frase.
Ya echaremos de menos al Imperio ya...

Javier Chacón dijo...

Cierto, esta noche veremos quién es el próximo en continuar al frente del imperio, qué valores positivos nuevos aparecen y cuáles se terminan.