sábado, 8 de noviembre de 2008

"Los Cronocrímenes" de Nacho Vigalondo

Los Cronocrímenes (2007) de Nacho Vigalondo no es sólo una película, es un gran juego. Con ello no me refiero al juego de internet que se realizó, un magnífico ejemplo de campaña viral, y al que por cierto jugué un tiempo (aún estoy a la espera de que me traigan la camiseta porque hubo problemas con el envío). Me refiero a que en sí, la película, es un juego divertidísimo, de estos que no quieres que se acaben.

Si hay algo positivo de la película es que no te aburres. No puedes, no tienes tiempo para ello. El cerebro se te activa de una forma que empiezas a pensar en esto y aquello, a conectar lo uno con lo otro, y en la orgía neuronal que se produce no hay lugar para el bostezo. Siempre está pasando algo en pantalla que te obliga a pensar, a jugar, sin que te puedas rendir.

Al guión no se le pueden negar las horas. Hay mucho tiempo detrás de todos esos acontecimientos y de la complejidad de las situaciones que se nos presentan. Quizás ese sea el problema que se le pude achacar, y es que todo lo que se le ha dedicado a lo que pasa olvida por el camino a quien le pasa. Los personajes y lo que dicen es indiferente, apenas te preocupan. Las actuaciones adolecen por eso mismo, no se les da juego y quitando el personaje protagonista, Karra Elejalde, los demás o aparecen poco o actúan mal (porque Nacho, aún no sé si es que querías que tu personaje fuera así de particular o es que no pudiste hacerlo de mejor forma). Cualquier problema del que adolezca la película en este aspecto se ve de todas formas compensado porque la verdad es que da igual. Te lo estás pasando muy bien con el juego como para fijarte en esos detalles más de lo estrictamente necesario.

Antes de entrar a la sala uno espera humor, no se sabe si por culpa de la momia rosa o de haber visto y leído cosas de Vigalondo antes. Como en otras de sus obras, humor hay, y de la misma forma no es de este que se basa en chistes, homenajes y parodias, no es nada de eso, no se podría jamás clasificar a esta película como "comedia". Simplemente, el absurdo se nos presenta por necesidad de la historia, lo que nos cuenta tiene gracia sin ser gracioso. Si habéis visto 7:35 de la mañana (2003) [aquí] o Choque (2005) [aquí], sabréis a qué humor me refiero.

Estoy ansioso de que salga el DVD en edición especial, en diciembre, porque es de esas películas que por la forma en que se cuenta, al volver a verla con toda la información, modifica por completo el cómo la ves. No es simplemente ver la película sabiendo lo que va a pasar, es algo completamente distinto, que por poner un ejemplo se me viene a la cabeza Memento (1999). Pero además, el DVD también contendrá un audiocomentario de Vigalondo y según parece, la película con montaje en orden (o eso intuyo yo que será "Montaje Lineal") y por supuesto, el cortometraje "7.35 de la mañana".

Ya antes de haberla visto casi lo daba por hecho, pero considero que habría que haberle echado un par de huevos y que hubiera sido la elección más sabia para el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Además ya ha recibido su buena crítica fuera de España, habría sido la mejor opción, quizás la más atípica y arriesgada, sí, pero sin duda más llamativa que "Los Girasoles Ciegos", y desde luego, más entretenida. Nacho vuelve a dar "una lección de cine" a los españoles. En este caso, no sólo aplica "Una lección de cine" a la perfección, sino que además, añade otro aspecto: hay que arriesgar, quizás te pegues una ostia muy grande, pero quizás pase todo lo contrario.

Por cierto, fui a verla a un "cine cultural", de estos que no venden palomitas, tienen poca publicidad y una única sesión que en este caso era un jueves. Su mayor ventaja es que está cerca de mucha gente cuya otra única opción sería un viaje de 30 minutos ida y otros 30 vuelta. Ya sólo el saber que vas a ver una película y no tardas ni 10 minutos entre ir y venir, es una gozada. Saber que sólo cuesta 3€, otra. Y la práctica seguridad de que la gente no va a molestar, una más. Cabe señalar que el cine estaba relativamente lleno (sobre todo teniendo en cuenta que era un jueves a las 8 de la noche), y había bastante gente mayor que de primeras pensé que no era el público potencial de esta película, aunque no pareció disgustada con ella una vez acabó. Que hubiera tanta gente para ser un jueves, a una hora cualquiera, y con gente que no parece público principal de la película, refuerza mi idea de que se hizo mucho mal alejando los cines del público.


Vídeo "Una lección de cine" de Nacho Vigalondo:

6 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Pues habrá que esperar a esos extras del dvd que dices.
Muy bueno el corto por cierto.

lunes dijo...

Habrá que verla. Luego volveremos aquí a contarle si coincidimos con su trabajado comentario. saludo

redrum dijo...

Un tío que se casca un corto como éste, no puede hacer una película tonta, desde luego... Vale, puede que algún día me tenga que tragar mis palabras.

Pero ese día no será hoy, porque Los Cronocrímenes es excelente y necesaria en el panorama actual.

Y desde luego toda la razón del mundo con respecto a los cines.

¡1 saludo!

Antonio Rico dijo...

Javier: gracias por apoyar la campaña de boicot a la entrevista pagada a Julián Muñoz. Gracias también por tu apoyo a "625 ranas" y a los comentarios que frecuentemente dejas por allí.
(Sí, ya sé que este comentario no viene mucho a cuento de "Los cronocrímenes", pero no quería dejar pasar la ocasión sin darte las gracias).
Un saludo.

Javier Chacón dijo...

He tenido algunos días un poco ocupados, o siendo sinceros a la verdad, con una ocupación más normal, lo que pasa que cuando uno está acostumbrado a la vagancia por poco esfuerzo extra que tenga que hacer es un mundo. Pronto volveré a escribir, prometido.

Si no se ha visto esta película lo recomiendo, porque es nueva, porque es distinta, porque Vigalondo se lo ha ganado. Yo de cabeza al DVD Coleccionistas, si mereciera particularmente la pena comentaré aquí los extras.

Y cualquiera de sus cortos es bueno, y esa lección de cine me parece tan esencial como a veces olvidada. Lo que me extraña es que no arriesgaran más en él incluso habiendo sido nominado al Oscar. Redrum, en efecto no hay ningún motivo para tragarse las palabras, el resultado pude gustar más o menos, pero huevos se los ha echado y sin duda el cine español gritaba por algo así.

Respecto al apoyo a la campaña noveaslaentrevista, un placer siempre intentar ayudar a mejorar un poco el panorama televisivo, aunque ver veremos si consigue los efectos que pretende. Yo no conozco a nadie con audímetro... Lo que desde luego no se le puede negar a la campaña es popularidad, lo que falta es repartirla por el público potencial.

Gracias por comentar a todos, y lo dicho, escribiré la entrada en un folio para llegado aquí solo tener que transcribirla y que no me cueste tanto hacerle un huequecillo, que no me gusta abandonar tanto esto.

Pablo Muñoz dijo...

Gran película, si señor. La vi no hace mucho y la verdad es que, aunque era un poco rayada, no te deja indiferente y te montas tu propia película a medida que avanza la trama. Me recordó al estilo de Memento.