viernes, 19 de septiembre de 2008

¿Me puedo reír?

"Rockefeller Plaza" (30 Rock):



¿Cuántos se imaginan el humor de este vídeo en una serie española? Lo más cercano que tenemos a algo así (reírse de un acto terrorista) está en Torrente 3 (vídeo aquí), seguramente, la única parte de la película que merece la pena, y porque Segura hace lo que le da la gana. Pero ¿en una serie? No hay pelotas. Además, eso es sobre un acto terrorista extranjero, pero imaginaros lo mismo con el 11-M. Imposible.

Leyendo blogs de guionistas uno se entera de lo mucho que nos les permiten hacer por miedo a que el público lo rechace, a recibir denuncias. Un ejemplo claro lo tenemos en el la entrada "A ver si se inventan algo" del blog de Pianista en un Burdel (también recomiendo su entrada "Pornografía"). Ya tiene sus añitos pero bueno, estaba echándole un vistazo a su historial la semana pasada y leí ese artículo, en donde (resumo, aunque es mejor leerlo entero) comenta como no le dejaron hacer un argumento cómico que giraba en torno al cáncer porque no querían ofender a la gente que tuviera familiares en esa situación. Se puso como ejemplo a sí mismo y dijo: "Hombre, si me hace esos chistes alguien que sabe que he perdido a mi padre de cáncer, pues sí me mosquearía, pero la tele… Joder, hay que asumir que la tele no sabe tu vida y milagros."

Pues un par de días antes de leer eso, había visto un capítulo de "Colgados en Filadelfia" (It's always sunny in Philadelphia) con un argumento relativamente similar al que no le dejaron hacer. Si hay una serie no animada que se moja bastante con esas cosas es "Colgados en Filadelfia". Se han reído de la paraplejia, del nazismo, del consumo de anabolizantes, crack, transexuales, ex-combatientes de Vietnam, pederastia ("¡Mira, yo era un niño guapo, puedo entender que les tocara a ellos, pero no que se la chupara. Esos críos se comían sus propios mocos. ¿Por qué se la chupó a ellos sí y a mi no?"), y ahora están promocionando la nueva temporada en la que parece volverán a drogar a toda la plantilla, chistes de necrofilia... Y dentro de las series animadas, "Padre de Familia" se lleva el premio, porque no se me ocurre nada de lo que no se hayan reído. La única serie española que creo que se la ha jugado bastante es "Aída", que aunque no me encante, hay que reconocer que se arriesga y eso hoy tiene su mérito.


¿Por qué nos reímos?

En la serie documental "Walking with Cavemen" (Caminando entre Cavernícolas) se insinuaba una situación como el posible origen del humor en el ser humano. Un grupo de personas estaba comiendo y uno se atragantaba durante un buen rato, finalmente conseguía escupirlo. Un cavernícola se empezó a reír, y todos lo acompañaron, incluído el propio atragantado. ¿No es en última instancia todo el humor producto de esto? ¿Existe el humor que se ría de lo bien que le va a alguien, no ridiculizando a ninguna persona o grupo? Entonces... ¿qué grupos sí podemos y qué grupos no podemos usar para reírnos? Apenas hay humor que no venga del mal ajeno o la ridiculización. Nos quedarían las confusiones no ofensivas y el humor absurdo.


¿Qué molesta?

Hay que reconocer que para algunos temas los estadounidenses son muy suyos. Sobre todo para todo lo que tenga que ver con el sexo (o ni eso, el cuerpo desnudo). En la memoria sigue el caso de ver una teta a la Jackson. Pero no parece que nosotros estemos mucho mejor cuando se hace un anuncio en el que se hace humor con estereotipos. Los de AXE por ejemplo, ya directamente hacen anuncios para que se los censuren. No entiendo en qué momento una broma sobre el exagerado poder de atracción de un producto puede hacer ofenderse a mujeres porque las trata como objeto. Siempre puse como ejemplo algo por lo que creo recordar ninguna asociación de hombres capaces se quejó. Sí, aquellos anuncios de electrodomésticos en los que una mujer llamaba para pedir que se lo cambiaran, que no funcionaba bien, y al final no era el electrodoméstico sino el marido porque era tan tonto que no sabía usarlo. Yo mismo me reí de ese anuncio y soy hombre que por cierto, sabe usar la lavadora. ¿No se pueden reir las mujeres de los anuncios de AXE?

Claro, esto es un poco más fácil, porque no son cosas que resulten tan dolorosas. Parece imposible a primera vista poder sacar humor del cáncer, los actos terroristas o el maltrato de género. Y yo también me pregunto muchas veces en qué medida es admisible. Todo es también un poco cuestión de saber hacerlo. Normalmente, el humor de cáncer no se vincula al cáncer, sino a alguien que se cree que lo tiene o se han confundido los análisis. No es en sí reírse del cáncer, es introducir el término. Los actos terroristas pues similar, no es reírse del acto en concreto, sino que suele hacerse algo paralelo.

Sobre las discapacidades físicas, uno de los mejores ejemplos que tenemos de exceso del políticamente correcto está en un guionista de humor que está en esa situación y mucha gente ve incorrecto que él mismo haga chistes de ella. Se llama Toño (alias "El Diablo sobre Ruedas"), ha escrito un libro "Cómo sobrevivir a una mutación". Manda huevos que ahora sea políticamente incorrecto reírnos de nosotros mismos. No he podido encontrar por internet la interesante entrevista que se le hizo en Noche Sin Tregua, pero sí su primer vídeo en "El Hormiguero" (programa del cual es guionista).


Entonces, ¿cómo sabemos qué excepciones hacer?

Creo recordar que era en "Delitos y Faltas" de Woody Allen donde el personaje del pedante y estúpido director de cine decía que el humor es "tragedia más tiempo". Como lo dice ese personaje tan odioso parece un comentario del todo estúpido, pero en realidad no es tan difícil ver que tiene razón cuando se sabe que una vez ha pasado el tiempo suficiente, uno puede empezar a hacer humor de ciertos acontecimientos desagradables. Nadie se imagina el video de "Rockefeller Plaza" al mes del acontecimiento de las Torres. Es como si mañana en un periódico hacen una tira cómica sobre un accidente de avión con un acontecimiento tan reciente en la memoria.

Otro comentario sobre con qué se puede hacer humor, y que siento no poder decir su procedencia porque me llegó a través de otro, era de un humorista que decía que se podía hacer humor de todo si se sabía cómo. Por ejemplo, de algo de lo más desagradable, como una violación. ¿Cómo? Imagínate al Pato Donald violando a Mickey Mouse.

Hay que conocer el contexto antes de hacer humor, y esto incluye tiempo y espacio. Por ejemplo recuerdo un viaje en el que nos mezclaron a un montón de nacionalidades para una visita, y en una parte, a un monitor le dio por contar chistes racistas. Pero además, en cantidades industriales, y más viejos que el de "busco a mistetas", de bastante mal gusto. En un autobús lleno de gente, especialmente con tantas procedencias, no se pueden hacer esos chistes, siempre le molestan a alguien. Por cierto, la primera en quejarse fue una chica alemana (por si alguien lo vincula a que quizas por su pasado histórico pensara que debía defenderlo más).

Esto sería ligeramente distinto en un ámbito como el de la televisión, ya que siendo un medio de masas, no puedes preocuparte de todos y cada uno de los asistentes, además uno según qué programa ya sabe a qué humor se puede ver expuesto. Pero también hay que saber no ser demasiado machacón con los mismos grupos, que no parezca un ataque dirigido. Por ejemplo, en el programa de Paramount "Solo ante el peligro", el director actual de "Vaya Semanita", Andoni Agirregomezkorta, dijo que el éxito se basaba en que "le damos palos a todos, y a veces se pueden reír de ti, pero sabes que a los 5 minutos también se reirán del otro".

La conclusión a la que se puede llegar es que nos podemos reír de todo si sabemos a quién contarle el chiste o al menos, si sabemos controlar el momento y la frecuencia. El problema de poner algunas restricciones por es que al final no nos podríamos reír de nada, siempre hay alguien que se pueda sentir ofendido por algo. Todos los chistes girarían en torno a varones de raza blanca sin peculiaridades físicas (gordura, nariz grande, bajito...) y sin ningún tipo de problema de salud físico y/o mental, trabajo y nacionalidad indefinidas así como de clase media y ninguna tendencia política, a los que por cierto, no les acontece nada negativo.
Pero ese día aparecería la "Asociación de Hombres Normales y Corrientes a los que No les Pasa Nada", nos cerraría el grifo y sólo podríamos reírnos si nos hacen cosquillas, y porque es un acto reflejo.

Y como dijo Krusty el Payaso "Con el humor no se juega". (Y el humor se quedó sin amiguitos)

4 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

Vivimos en una época en la que parece que nos da mucho gustico cogérnosla con papel de fumar. Otro ejemplo reciente de lo que dices es el "escándalo" de los anuncios de Mr. T y los snickers. Yo encuentro exageradísimo todo esto. Máxime cuando es tan fácil pasar de lo que echan en la tele, radio, y demás media.
Desde luego que los varones heterosexuales blancos sin (aparentes) taras físicas que vivimos en el Primer Mundo, acabamos siendo los más maltratados del planeta. Y además no nos podemos quejar...

Javier Chacón dijo...

Cierto, cada vez nos volvemos más escandalosos. Respecto a que no nos podamos quejar, tranquilo, llegado el día formamos una asociación entre todos. O nos reímos de todos o no se ríe de nadie.

Morghost dijo...

Un sitio que me encanta porque no tienen ningn tabú a la hora de hacer humor es The Onion.
http://www.theonion.com/content/index
Le sacan punta a cualquier tema, terrorismo, anorexia, la muerte de lady di, racismo...y además lo hacen con estilo. Algunos de sus clips son auténticas joyas

Javier Chacón dijo...

Tiene buena pinta morghost, gracias. Eso sí, este tipo de humor en internet es más frecuente, el problema suele ser en la televisión y cine. Al menos mientras internet siga siendo libre.