miércoles, 1 de octubre de 2008

Asturias, cine y publicidad

Click para ampliar:

asturiascine

Como se nota en la imagen no voy a hablar de "Vicky Cristina Barcelona", sobre todo porque fue tan breve que se quedó en lo anecdótico. Quería comentar este anuncio que encontré en la revista fotogramas. Yo diría que el resultado es un poco pobre, sobre todo en comparación con la campaña anterior "Sabores mitológicos de Asturias", lo cual era además mucho más apropiado y también mejor realizado. En cambio el aspecto que dan estos es más cutre, se centra demasiado en la gracia en el título y no es tanta. Además el último, bastante más difícil de relacionar su título con "El Señor de los Anillos" si no estuviera al lado de los otros (que es como imagino estará en los carteles individuales) , y seguramente lo mismo pase con "Hasta que llegó su sidra". Bastante mejorable en múltiples aspectos.

Por cierto, para los desconocedores de Asturias y su gastronomía, imagino que la sidra no será un problema y el queso de cabrales tampoco. Pero es posible que el queso afuega'l pitu sí. Su nombre traducido literalmente significa que afuega (ahoga) al pitu (pollo). No está del todo claro por qué se llama así, aunque según se puede leer en la página del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Afuega'l Pitu:
La etimología del nombre que se le ha dado a esta variedad de quesos resulta sugerente por incierta. Transcrito literalmente "Afuega'l Pitu" viene a significar en castellano "ahogar el pollo", un nombre curioso al que se le han buscado múltiples interpretaciones. Desde la alusión al estrangulamiento del cuello de la bolsa donde desuera (fardela), a las dificultades que puede ofrecer en algunos casos para ser ingerido.

La campaña "Sabores mitológicos de Asturias", se pueden ampliar:
img_cartel_1_gimg_cartel_2_gimg_cartel_3_gimg_cartel_4_g

2 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

"hasta que llegó su sidra"???, ahí se han pasado de graciosos.
Me gusta mucho más la campaña anterior, desde luego.

Javier Chacón dijo...

Desde luego la anterior podría incitar más al consumo. En el anuncio se mezcla tradición, misticismo mitológico, fantasía, naturaleza, todo relacionado con los alimentos característicos.

En el de ahora... se hacen malas coñas sobre cine con mal photoshop (que no es que yo sea un fiera, pero tampoco me pagan). Cuanto más lo veo más cutre me parece.